|  

         

Artículos

10 modales básicos para enseñar a tus hijos

10 modales básicos para enseñar a tus hijos

Los buenos modales son el comportamiento social cortés. Ejemplo: "es agradable conocer a un hombre joven con tan buenos modales". - Oxford University Press

Exhibir buenos modales no es más que comprender conscientemente la importancia de tratar a los demás seres humanos con dignidad y respeto, sin embargo, muchas personas carecen de la comprensión necesaria de tratar a sus semejantes de esa manera.

El desarrollo comienza en la infancia al igual que muchos rasgos cognitivos y de comportamiento. El cerebro humano se desarrolla a un ritmo mucho más rápido a lo largo de la infancia que en cualquier otra etapa de la vida. Esta comprensión del desarrollo hace que sea aún más importante enfatizar la regla de oro de "tratar a las personas cómo te gustaría que te traten".

Cualquier falla en el desarrollo de la naturaleza empática de un niño puede producir consecuencias indeseables. En primer lugar, es menos probable que el niño muestre el tipo de comprensión mutua necesaria para establecer y alimentar las relaciones. En segundo lugar, el niño es susceptible de convertirse en un extraño; uno que recurre al aislamiento en lugar de a la interacción social: un elemento genéticamente heredado de los seres humanos.

AQUÍ HAY DIEZ BUENOS MODALES QUE TODOS LOS PADRES DEBEN ENSEÑAR A SUS HIJOS:

1. DECIR "POR FAVOR" Y "GRACIAS"
Las simples palabras de "por favor" y "gracias" parecen recorrer un largo camino en una sociedad inexplicablemente desprovista de cortesía básica y común. No solo estas palabras básicas son educadas, sino que también ayudan a construir una base sobre la cual se construirán las relaciones futuras.

2. PEDIR "DISCULPAS"

Las personas no aprecian que su espacio personal sea invadido, ya sea correcto o incorrecto. Puede accidentalmente toparse con alguien, intentar llamar la atención de alguien o navegar por un área abarrotada, decir "disculpe" no solo es cortés, sino que también aumenta la probabilidad de que alguien respete sus intenciones correctas y lo haga en consecuencia.

3. ENSEÑARLES A NO INTERRUMPIR
Interrumpir a alguien mientras intenta hablar es percibido como increíblemente grosero y descortés. Enséñale a tu hijo la regla "80/20" o el axioma de "2 oídos y 1 boca". Desafortunadamente, la escucha activa no es una práctica común en la sociedad actual de "mírame".

4. ENSEÑANDO LA IMPORTANCIA DE LA GRATITUD
Una simple nota de agradecimiento o una respuesta amable a un regalo es una excelente manera de enseñarle a un niño la importancia de la gratitud. A medida que el niño se desarrolla, los padres pueden embellecer la importancia de estar agradecidos por lo que uno tiene, independientemente de las circunstancias.

5. APRENDER LA IMPORTANCIA DE LA HIGIENE
Esto no quiere decir que su hijo debe intentar mantenerse libre de gérmenes. Pero entender las reglas elementales de "cubrirse la boca cuando tose" o "lavarse las manos después de ir al baño" son sugerencias sutiles que promueven la autodisciplina y la cortesía hacia los demás.

6. ENSEÑANZA DE "MODALES EN LA MESA" BÁSICOS
Cuando un niño se sienta a comer, no permita que se vaya sin disculparse, enséñeles a no atravesar la mano hacia la mesa para agarrar algo, y así sucesivamente.

7. SOSTENER LA PUERTA ABIERTA PARA LOS DEMÁS
De todo corazón, el acto de mantener la puerta abierta para otra persona personifica buenos modales. (Como nota al margen, cuando este escritor era un niño, mis abuelos siempre me recordaban que debía mantener la puerta abierta en caso de que alguien estuviera detrás de nosotros, un hábito que este escritor practica con orgullo este mismo día).

8. RESPONDER A LA PREGUNTA DE ALGUIEN MÁS
Los niños tienen un lapso de atención corto. Esto no debe considerarse malo. Su cerebro aún se está desarrollando, sin embargo, alentar a un niño a responder a la pregunta de un adulto es una excelente manera de enseñarles la importancia de la atención, la disciplina y el respeto por la autoridad.

9. ENFATIZAR EL RESPETO POR LOS MAESTROS Y LA AUTORIDAD
Una sociedad ordenada requiere personas que se adhieren a figuras autorizadas. Los maestros, policías y aquellos que cargan con imponer el orden social deben ser tratados con respeto. ¿Qué mejor momento para enseñar este importante aspecto de la sociedad que durante la infancia? Enfatice la importancia de respetar a los ancianos, levantar la mano durante la clase y entrar y salir educadamente del aula, que son solo algunas formas de alentar el respeto por aquellos que mantienen a nuestra sociedad en buen funcionamiento.

10. ENSEÑANDO LA IMPORTANCIA DE LA LIMPIEZA

Ya sea asignando tareas, insistiendo en que limpien su área de comer en la mesa o recogiendo juguetes en su dormitorio, la limpieza es un pariente cercano del orden. Los niños aprenden por lo que ven y lo que se les ordena que hagan. Como tal, insistir en un ambiente limpio y ordenado que involucre su participación es una gran manera de establecer un buen sentido de los modales.

www.powerofpositivity.com

Tags
Share

Ecuador No. 2331, Col. Balcones de Galerías, Monterrey, N. L., México, CP 64620